«Al alba, un laboratorio en el desierto»