Como la gran mayoría de los atletas, empecé con el cross. Y corrí en pista, desde los 1500 hasta los 10000. Pero donde me he prodigado más ha sido en el asfalto.

En cross participé en el campeonato del mundo júnior de 2003 y en un par de campeonatos de Europa. En pista fui 7º de Europa sub-23 de 10000 en 2005 y varias veces campeón de España. En ruta, he conseguido marcas de 1h04’57” y de 2h18’08”; pero mi mayor éxito fue haciendo de liebre. En 2014 y 2015 fui la liebre de Florence Kiplagat cuando batió los récords del mundo de media maratón.